Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


miércoles, 30 de diciembre de 2009

El juego: la mejor actividad educativa

No es menester decir que estamos en las fechas más tradicionales para los niños y su mundo: el juego. La actividad natural en un niño es el juego. Muchas veces lo olvidamos y pretendemos que los niños se comporten como adultos y que muestren interés en cosas que tienen un formato tan serio y aburrido que hasta a los propios adultos nos cuesta un esfuerzo prestar atención.

Hagan ustedes la prueba. Inscríbanse en un curso de la Escuela de Adultos de su localidad, el que sea: Inglés, Valenciano, Graduado en Secundaria,... ¡A ver cuánto duran!

Pues para un niño o una niña, es mucho más difícil. Ellos no tienen el grado de madurez para entender que su educación es esencial para poder desarrollar las potencialidades que le permitirán hacer lo que de verdad deseen cuando sean adultos. Para ellos lo que cuenta es el presente, y lo que les estimula es lo divertido, igual que a los adultos, pero aumentado de forma exponencial.

Por ello, y según edades, el mejor camino para su motivación es el juego. El juego grupal, en el que aprenden los entresijos de la convivencia y del conocimiento de sus habilidades sociales. El juego en solitario, donde aprenden a afrontar retos por sí mismos y a consolidar la confianza en sí mismos y en sus potencialidades.

En el mundo infantil y juvenil, hay juegos y juguetes. Y suele suceder que lo más divertido e interesante no coincide con lo más caro o llamativo. Un juguete que lo hace todo, en el que la única intervención del niño es conectarlo, aunque sea llamativo y todo un logro tecnológico, tras el primer momento de admiración resulta ser aburrido.

Los niños y niñas buscan la interacción. Lo que más agradecen es el juego en grupo y, sobre todo, jugar con adultos. Eso es para ello un reto y una satisfacción ya que se sienten valorados y queridos. Los juegos de sobremesa, en los que puede participar toda la familia, son los que más "juego" dan. ültimamente han aparecido videjuegos familiares que son la "monda", pero que requieren de una inversión nada despreciable. También los videojuegos tradicionales pueden ser una solución para estimular en el niño o la niña el interés para afrontar retos intelectuales o de habilidades prácticas. Los juegos de montaje, tipo "mecano", o construcción de castillos, los muñecos con los que interactuar imitando situaciones sociales, los juegos de cartas, el tradicional parchís, y el ajedrez, son otro tipo de juegos tradicionales y muy divertidos para jugar en familia.

Por último, no quiero olvidar recomendaros que incluyáis entre los regalos de Navidad y Reyes, un libro. O mejor, dos. Adecuados a cada edad. Y también os recomiendo que habléis con el librero o la librera de vuestra confianza. Él, o ella, sabrán qué recomendaros.

Que tengáis un muy feliz y próspero año 2010.

1 comentario:

Basseta dijo...

El acierto de algunos ibenses hace un siglo fue advertir que todo esto que dices es así de cierto y montar una fábrica de juguetes que, a la postre, sería el embrión de toda nuestra industria. Me pregunto qué hubiera sido de Ibi sin aquellos visionarios.