Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


lunes, 3 de diciembre de 2007

El dichoso informe PISA


Vaya, vaya. Parece ser que, de cuando en cuando, la Educación pasa a ser una preocupación para mucha gente, para muchos partidos políticos y para los sindicatos.
Más si el tema puede aportar beneficios y rentabilidad electoral y política.

Es de verdadera vergüenza lo que pasa en España. País de hipocresía, donde antes lo era de honestidad. Seguro que ahora, con el informe PISA, salen salvadores del sistema Educativo, patéticos mesías con fórmulas mágicas e infalibles con las que salvar el país. O lo que es peor, tal vez se limiten a tirarse los datos unos a otros olvidándose del fondo del asunto. Este parece ser nuestro país.

Un país que consiente que los medios de comunicación masivos, léase la televisión, mantengan una programación totalmente idiotizante e inadecuada en horarios de audiencia infantil y juvenil. Un país que fomenta que los niños queden solos en las noches de los sábados expuestos a horarios inadecuados para que sus padres puedan salir a cenar y divertirse.


Un país que no pone remedio al consumismo facil, sin restricciones y sin tiempos de espera, donde se pondera y valora a los delincuentes de guante blanco, los especuladores, los explotadores encubiertos, los políticos "dudosos" que pueden permitirse pisos de 1'62 millones de Euros, los que mienten y usan el dolor ajeno como activo político.

No sé qué pensarán de nosotros nuestros vecinos europeos, pero a veces, en esto de la Educación, me da vergüenza imaginarlo.

Menos mal que entre tanta mediocridad, hay gente que realmente se ocupa en mejorar el día a día, sus métodos de trabajo, su atención a sus hijos, la eficacia de las inversiones.

Nuestro sistema no es tan malo. Simplemente, que no creemos en él. O en nosotros mismos.

Miremos a nuestros hijos, o a nosotros mismos. ¿Qué nivel de faltas de ortografía tienen? ¿Y nosotros? ¿Nos atrevemos a escribir en público con la seguridad de que lo hacemos correctamente, sin usar el corrector ortográfico del ordenador?

Ese es nuestro nivel, no nos engañemos.

1 comentario:

reme dijo...

¡Qué lástima! ¿cuándo nos daremos cuenta de que la EDUCACIÓN PUEDE CAMBIAR EL MUNDO? ¿CUÁNDO PERCIBIREMOS LA MAGIA DEL PROCESO EDUCATIVO?¿ALGUNA VEZ LLENAREMOS CAMPOS DE FÚTBOL CON PERSONAS INTERESADAS POR LA EDUCACIÓN?