Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


martes, 15 de enero de 2008

Religión, un concepto en plena evolución

Últimamente estamos asistiendo a las convulsiones que la Iglesia Católica está sufriendo a causa de su pánico por perder influencia en las sociedades Occidentales, concretamente en su último bastión, por no decir único, desde el punto de vista de inmersión en la vida política, España.

Es evidente que los que mantienen los arcaicos argumentos de tutores de la moralidad social, no han sabido ver que la humanidad avanza, las personas están más instruidas en lo tocante a inteligencia y racionalidad, y que sus necesidades espirituales no pueden satisfacerse con las antiguas recetas medievales basadas en la fe ciega y en los dogmas anacrónicos que siguen vigentes en sus doctrinas.

A mí me han educado en el seno del catolicismo. Admito que siempre he sido, y sigo siendo espiritualista convencido. No he dicho religioso porque, aunque considero que las religiones cumplen un papel necesario en toda sociedad, yo no me identifico con ninguna en especial sino con todas. Con sus principios, con sus símbolos, con el mensaje de sus Avatares. Creo que ninguna de ellas es poseedora de la Verdad absoluta, y todas expresan los mismos principios y mensajes tendentes a la mejora del ser humano de forma individual y colectiva.

Ninguna de ellas es perfecta, como corresponde a toda obra humana, y la Iglesia Católica es, tal vez, la más imperfecta. Esto no implica que en su seno no se encuentren personas muy comprometidas con las necesidades de su entorno social y ambiental. No obstante, esas individualidades no logran cambiar el aspecto gris oscuro que ofrece, cada vez más, la intransigencia, la intolerancia, la soberbia, la crueldad de la que hacen gala sus máximos representantes.

Hablo de la Iglesia Católica porque es la religión que conozco más a fondo. Estoy seguro que toda persona inteligente podrá extrapolar estas palabras al seno de cualquier Iglesia o congregación religiosa que defienda ideas absolutistas y fanáticas.

Desde que el hombre es consciente de sí mismo, ha necesitado responder ciertas preguntas, satisfacer necesidades que, en cada momento evolutivo, han sido satisfechas por personas especializadas en la parte menos material de la naturaleza. Como todo en la Vida, las Religiones también están sujetas a la evolución, y han ido adaptándose a los avances que ha experimentado la inteligencia humana. Los dogmas y creencias que satisfacían las inquietudes en un tiempo, en el siguiente ya no sirven.
Exactamente igual que en lo tocante a la Ciencia.

La Iglesia Católica ha perdido el rumbo. Ya no satisface las necesidades de sus feligreses. Ahora la gente acude a los psicólogos en busca de una explicación a sus tormentas internas, personales, de autoafirmación. E intenta mantener su posición de poder, luchando encarnizadamente por no perder puestos en la base: la Educación, la familia tradicional y otros conceptos demagógicos similares.

Bien, para esclarecer un poco todo esto de las Religiones y su papel en la sociedad, podéis leer este pequeño informe de Religiones Comparadas.

Es este un tiempo importante para la Humanidad. Todos estamos implicados.

No hay comentarios: