Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


miércoles, 22 de agosto de 2007

Alimentación infantil



Últimamente, se está detectando una aumento en los casos de obesidad infantil así como en los casos de alergias alimentarias y otros trastornos que son producto de una deficiente alimentación en las edades tempranas.

Hay muchísima información hoy en día sobre alimentación. El problema parece ser que lo que no hay es tiempo para dedicar a cosas que no son, al parecer, prioritarias.

Muchos son los esfuerzos de diversas entidades y asociaciones por divulgar y fomentar los buenos hábitos alimenticios y para formar a los nuevos padres en la importancia de los propios hábitos que son los que indudablemente adquirirán sus hijos.

Cada día es más complicado tener el suficiente tiempo para dedicar a elaborar menús caseros y ofrecer a los niños una equilibrada dieta. Durante el período escolar ayuda mucho el comedor escolar, pero sólo cubre una de las cuatro o cinco comidas diarias que se deben realizar.

Y es esencial, durante los primeros años de los niños y niñas acostumbrarlos a merendar, desayunar y cenar alimentos sanos, elaborados en casa con ingradientes naturales, y no caer, en lo posible, en la tentación de los platos y alimentos precocinados o elaborados de forma industrial.

Sobre todo, hacer hincapié en la importancia de las verduras y legumbres como base para cimentar un crecimiento correcto y equilibrado, sin olvidar los productos lácteos, si se toleran, y la importancia de la lactancia materna.



El Ministerio de Sanidad y Consumo ha puesto en marcha la Estrategia para la Nutrición,Actividad Física y Prevención de la Obesidad. Este enlace descarga la Guía que editó el Ministerio en 2005.

Todos debemos hacer un esfuerzo por concienciar la importancia que la alimentación tiene respecto a la salud. Y hemos de ser nosotros los primeros en adquirir buenos hábitos de consumo y de alimentación si queremos transmitirlos a nuestros hijos.
¿No os parece?