Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


viernes, 21 de septiembre de 2007

Cuando el río suena...



Puede que sea una impresión dada por el hecho de que esté comprometido con esta bitácora y el mundo de la Educación, pero el caso es que noto un incremento en el interés que muestran los medios de comunicación por el estado de salud de nuestro Sistema Educativo. Aunque ese interés debería ser todavía mayor.

Los medios de comunicación suelen funcionar en doble vertiente: por un lado, reaccionan ante las inquietudes mostradas por la sociedad, y por otro son instrumentos usados con frecuencia para inquietar a la misma sociedad. Es, por lo tanto, el periodismo, muy útil y, a la vez, peligroso. Se podría hacer la comparación con una navaja barbera: ha de estar muy afilada y ser el usuario muy consciente de que lo está.

Nuestro Sistema Educativo es el que es. Conceptualmente, es más bueno que malo. De lo que más adolece es de vigor presupuestario y de eficacia presupuestaria. El escaso presupuesto destinado a Educación no es invertido de forma eficaz ni eficiente. Se puede mejorar.

Las constantes batallas políticas para asentar un Sistema Educativo que favorezca la propia ideología partidista, han hecho un flaco favor a nuestra sociedad, a esta España tan "amada" por todos. Hemos perdido, hasta ahora, veinte años con el tira y afloja. Toda una generación.

Los maestros y profesores, la mayoría de muy buena calidad, hacen lo que pueden, lo que saben y, por tanto, lo que quieren. Sus sindicatos, siguiendo la tradición sindical, se ocupan de forma casi exclusiva en lograr mejores condiciones laborales para sus afiliados: menos horas y más salario. Yo lo entiendo. Como trabajador, soy sindicalista y entiendo que esos sean parte de los objetivos de los sindicatos.
Lo que ocurre es que, para conseguirlos, llegan a entrar en contradicciones tales como que la jornada continuada es mejor para los alumnos, porque, entre otras cosas, por la tarde tendrían más tiempo para actividades extrescolares, y por otro lado, cuando los padres o las Administraciones, pedimos una hora lectiva más, eso no les parece bien porque estresa a los niños.

Y no se trata de entrar en guerras dialécticas sobre la conveniencia de tales o cuales medidas. Necesitamos un cambio en nuestro Sistema Educativo. Para ello, nos hemos de implicar toda la comunidad educativa. La sociedad no es la misma que la que nos educó a nosotros. Se han de buscar nuevas formas de motivar a los niños y niñas para el esfuerzo. También se ha de motivar a los profesionales, porque su esfuerzo es grande e imprescindible. Y, por supuesto, se ha de motivar a los padres. Se les ha de dar la oportunidad de implicarse en la educación de sus hijos.

El primer paso, la sensibilización de la sociedad, se está dando. Es menester comprender que la vida no tiene sentido si no es como medio de lograr que el conjunto, la sociedad, mejore. Y no hay que esperar que el otro sea el que dé el primer paso.

En la Federación, la Fapa Gabriel Miró, estamos comenzando una nueva andadura con mucha ilusión y ganas de acercar a las APAs los medios y herramientas para dinamizar el sector de los padres y madres, y orientarles en la tarea educativa dentro del nuevo contexto social en el que los dos trabajan, o en caso de familias monoparentales, se dispone de poco tiempo para dedicar a los hijos. Es evidente, y creo que inevitable, que en un futuro próximo, tendrá que ser el Estado el que asuma mayor cuota de responsabilidad en esta tarea. Sólo hace falta encontrar el medio de que sea dentro del respeto a las libertades individuales. Habrá que facilitar la conciliación de la vida laboral con la familiar, y en esa tarea, entran también las organizaciones empresariales, los sindicatos supra-sectoriales y los Gobiernos.

Y para eso hace falta el esfuerzo de todos. ¿Creéis que es esto una utopía?

No hay comentarios: