Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


lunes, 11 de febrero de 2008

Cuentos, mitos y leyendas


La Paz Perfecta


Había una vez un Rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta.

Muchos artistas lo intentaron...

El rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo.
Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que reflejaba la paz perfecta.

La segunda pintura también tenía montañas. Pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada pacífico. Pero cuando el Rey observó cuidadosamente, miró tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio de del rugir del la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido... la paz perfecta.

Cuál crees que fue la pintura ganadora?


El Rey escogió la segunda. ¿Sabes porqué?

“Porque," explicaba el Rey, "Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz."


Así, pues, os deseo Paz.

1 comentario:

Basseta dijo...

Una visión tan idílica nos cautiva a todos, sin duda. Pero no puedo menos que pensar que en ese pájaro es difícil ver representado a cualquiera de nosotros o de nuestros vecinos, matándose a trabajar para sacar una prole adelante, agobiados por los impuestos que suben cada año, gobernados por incompetentes que sólo saben gastar, ... en fín, que es muy difícil conservar esa calma de corazón que sugieres. Si ese pájaro hubiera asistido al Pleno del pasado día 4 te aseguro que habría salido volando y no había vuelto a Ibi.

Perdón por lo sarcástico de mi comentario, pero ahora, tras haber "sufrido" un nuevo Pleno para debatir los Presupuestos del Ayuntamiento para 2008, a uno ya no le quedan energías para otra cosa.

Pero bueno, quiero que sepas que acudo a tu blog a relajar mi espíritu.