Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


viernes, 30 de mayo de 2008

Profesores y algo más


Leo con satisfacción en la prensa de hoy que "no basta con ser un buen especialista de la asignatura que se imparte en las aulas. El profesor de hoy está obligado a actuar de mediador entre el centro escolar y las familias para que tanto el desarrollo educativo como social del alumno sea el adecuado y, como consecuencia, las cifras de fracaso escolar no sigan aumentando."

Esta afirmación proviene de las conclusiones a las que han llegado los expertos universitarios, psicopedagogos, profesores de Secundaria e inspectores de educación que participan en Ondara en las VIII Jornadas internacionales de Educación que organiza Salvador Peiró, profesor de la Universidad de Alicante, y que en la presente edición trata sobre los métodos innovadores para favorecer la convivencia escolar.

Y digo que lo leo con satisfacción porque esas conclusiones son, precisamente, a las que los colectivos de Padres y Madres hemos llegado hace ya mucho tiempo. Una mayor implicación en lo afectivo, en lo relacional, en la comunicación entre el profesorado y las familias, un enfoque más cálido y de mayor compromiso, es lo que hace falta para dar el sentido que debe tener la Educación, no la mera enseñanza.

La sociedad, las familias, han cambiado. No sirve mirar atrás y añorar los viejos sistemas de gestión disciplinaria basados en el temor, en la jerarquía generacional. Hoy eso ya no sirve. Y pretender volver a esos sistemas es involucionar.

Los valores éticos y sociales son los mismos o, incluso, más definidos todavía. Y hay que llegar a ellos a través de la motivación, el razonamiento y el diálogo constructivo.

Ahora, más que nunca, ser padres o maestros -me gusta más que profesores- es un ejercicio vocacional, como casi todas las profesiones. Pero en éstas la materia prima son seres humanos, y las consecuencias de nuestra acción son trascendentales.

La foto la he tomado del Blog de M. Rico Beltrá "Fotos antiguas de Ibi"

1 comentario:

Basseta dijo...

La escuela como tal parece una institución reacia al cambio (creo que hay cosas que están igual que hace 50 años). Y no me refiero solo al retraso en implantar las nuevas tecnologías en las aulas, sino también a la aplicación de nuevos metodos de aprendizaje, como podría ser por ejemplo, el aprendizaje cooperativo, que permiten una mejor atención a la diversidad y una escuela más democrática y menos directiva por parte de los profesores, que deben jugar un papel más "orientador" que "director".