Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


miércoles, 15 de abril de 2009

Francesc Ferrer i Guàrdia y la Escuela Moderna



Del mismo modo que no conocía a Elisa Roche, y me enteré de su existencia a raíz de su fallecimiento, también me enteré de la existencia de Francesc Ferrer i Guàrdia por un artículo publicado en uno de los muchos blogs y bitácoras que aparecen como enlaces en el lateral de esta misma página. Y ahora mismo no recuerdo en cuál de ellos fué. Pido disculpas por no haber guardado su dirección.

Pero el caso es que, a raíz de la investigación que sobre Elisa efectué, me vino a la mente la idoneidad de hacer lo propio con este insigne personaje de finales del XIX, cuya vida fue segada por la incomprensión y la intolerancia del fanatismo religioso y del autoritarismo político, tantas veces de la mano, y cuyo centenario de fallecimiento conmemoraremos en Octubre de este año 2009.

En su función de pedagogo, fué un adelantado a su tiempo fundando la "Escuela Moderna", precursora en conceptos como la coeducación y la enseñanza laica.

Podéis informaros muy bien si accedéis a la Fundación Francesc Ferrer i Guàrdia

También he encontrado este minucioso trabajo sobre la Escuela Moderna: Presentación de la Escuela Moderna

Y aquí dos documentales que hablan sobre nuestro protagonista:



1 comentario:

Basseta dijo...

Este autodidacta anticlerical contribuyó a que la educación decimonónica cambiase de forma radical. Postulados entonces revolucionarios forman parte hoy en día de los principios fundamentales de la educación pública: juegos y deportes al aire libre, equilibrio con el entorno natural y con el medio, énfasis en la higiene personal, cuidado de la salud, etc.

Fueron de los primeros en pedir la desaparición de los castigos, en hacer visitas con alumnos a las fábricas y en pedirles luego que hicieran redacciones sobre sus propias vivencias.

Después de 100 años ¿hemos avanzado mucho más?