Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


sábado, 17 de julio de 2010

Eurocursos 2010 ¡La pérfida Albión!

Más de 10 años lleva el IVAJ realizando su programa de cursos de aprendizaje de idiomas, Inglés y Francés, durante el verano para jóvenes de 16 y 17 años que acrediten buenas notas en el idioma en cuestión, y que consisten en estancias de un mes en el país originario del idioma en cuestión, en una familia nativa en régimen de acogida, y con clases teóricas en un centro educativo de la ciudad de destino.

Cada año, cientos de jóvenes valencianos se benefician de esta oportunidad para vivir experiencias nuevas y emocionantes que les permiten practicar el idioma que han estudiado durante tantos años y que les da la oportunidad de conocer otras culturas, otros paises, y hacer amigos tanto de la Comunidad Valenciana como del país de destino. A veces, incluso pueden coincidir con jóvenes de otros paises diferentes al de destino, con lo que la experiencia resulta más interesante todavía.

Hasta ahora, los estudiantes de inglés podían elegir destino en Irlanda o en el Reino Unido, pero en los Eurocursos 2010 sólo se ha ofertado éste último y, al parecer, las cosas no están saliendo como estaba previsto. Parece ser que los jóvenes que han sido destinados a Londres lo han pasado muy mal, ya que la mayoría de ellos han ido a parar a hogares donde no son bien atendidos, donde no les prestan atención, no les dan conversación, les tienen hacinados en habitaciones pequeñas, sucias, y en ocasiones cochambrosas.

Las actividades que tenían que realizar tampoco se están llevando a cabo y los estudiantes, que son adolescentes e inexpertos, se ven abrumados, abandonados por la organización y decepcionados en sus expectativas lúdicas y de aprendizaje. Los monitores que les acompañan se desviven por ellos, pero también son víctimas de esta desorganización que nadie preveía.

Parece ser que las cosas se están solucionando por parte del IVAJ y de su Director General, Adríán Ballester, quien, a través de su blog, ha estado en contacto permanente con los padres de los alumnos y con los afectados para tratar de dar solución a todos los problemas que han surgido.

Una lástima que un programa que tan buenos resultados ha dado siempre, en esta ocasión esté resultando tan traumático para muchos de sus becados y sus familias, que viven angustiados las penurias de sus hijos e hijas sin poder estar con ellos solucionándoles los problemas. Y tal vez sea eso lo más positivo de esta experiencia, si todo queda en eso, en dos semanas de incomodidades y de problemas pasajeros. Tal vez nuestros hijos están demasiado protegidos en el entorno familiar y sea bueno que vivan experiencias de contrariedad que les fortalezcan y les enseñen a valerse por sí mismos y a exigir, con total corrección, sus derechos personales y contractuales. Ya no son tan niños (ellos mismos lo recalcan cada día), y son más capaces de lo que ellos mismos y sus padres se figuran.

Sirva todo esto para aprender, el IVAJ como organizador, y los becados como individuos, que los problemas son ocasiones para mejorar.

La imagen de Inglaterra queda muy deteriorada en nuestra Comunidad y en las familias que han vivido angustiadas durante estas semanas. Una vez más queda justificado el epíteto que tantas veces se ha usado: "la pérfida Albión".


2 comentarios:

Puri dijo...

Hola Claudio, me ha gustado mucho el enfoque que le has dado a la entrada.
Hace unos días leí un artículo relacionado con el tema que tratas, ciertamente no siempre "todo sale bien", hay situaciones ajenas a nuestro control" que se nos cayeron encima"( y como padres no quisieramos eso para nuestros hijos, y tratamos de protegerlos), pero son situaciones de las que se puede sacar mucho provecho , sobre todo en el plano del conocimiento personal, aunque impliquen cierto grado de dolor. Poco a poco extraemos una gran sabiduría cuando pasamos por experiencias ciertamente incómodas.

Os dejo el link del artículo:

http://www.espaciologopedico.com/articulos2.php?Id_articulo=2076

Claudio dijo...

Hola, Puri. ¡Cuánto tiempo!

Pues sí, es cierto que son las dificultades las que nos ayudan a ser más fuertes, a confiar más en nosotros, en nuestras capacidades y posibilidades. Nadie las desea, pero no se pueden (ni se deben) evitar.

En cierto modo, las pruebas académicas, los exámenes, son eso dificultades que nos ponen a prueba. y cuando las superamos, ya no vuelven a presentarse, o al menos no las vivenciamos como dificultades ya que sabemos que las podemos superar.

Un abrazo, amiga Puri.