Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


sábado, 31 de julio de 2010

Hambre y Globalización

No me han gustado nunca las campañas orquestadas por las distintas ONGs y Organizaciones "oficiales" encaminadas a concienciar a la Humanidad sobre los problemas que aquejan a 2/3 de la misma: el hambre, la pobreza, la incultura, el analfabetismo, etc.

No me han gustado por muchos motivos: el primero es que son desagradables. No me gusta ver a gente escarbando en la basura, viviendo en barracones inmundos y sucios, pasando frío, llenos de moscas y otros insectos que no se ven, llenos de niños desharrapados, niños con ojos grandes, llenos de horror, faltos de vida... Me es muy desagradable.

Hace muchos años que existen esas campañas, y el problema, lejos de aliviarse, empeora cada día. Y hace mucho tiempo que tengo la impresión de que el hambre de media humanidad es el negocio de muchas personas, y no precisamente de las que están al pie del cañón tratando de arrancar la raíz de esos problemas.

Nunca se terminará este problema, no mientras sea una fuente de ingresos para tanta gente con poder de decisión en el llamado "primer mundo". La gente que lo padece en primera persona no sabe cómo salir de esa situación, y si lo consiguen, lo más probable es que traten de olvidar lo más pronto posible y no vuelvan la vista atrás.

A las personas del "tercer mundo" se les privó de su medio natural de vida y no se les dió la oportunidad de aprender otros alternativos, y si lo aprendieron, se condicionó ese medio a las exigencias del "primer mundo". Una forma menos evidente de esclavitud, pero igualmente efectiva.

Hace tiempo que llegó a mí este cortometraje. Posiblemente, esté exagerado. Lo más probable es que no. Es muy elocuente.


3 comentarios:

Basseta dijo...

Amigo Claudio, los seres humanos necesitamos de cuando en cuando algo que nos impacte de verdad (como un tortazo o algo así), que nos saque de nuestro estado de coma espiritual, que nos ponga la cruda realidad delante de las narices... a ver si reaccionamos y hacemos algo.

quebrantandoelsilencio dijo...

Tienes toda la razón, mientras el hambre y la desesperación sean un buen negocio para los señores del planeta no hay mucho qué hacer. Ellos mismos son los que financian la mayoría de las campañas de las ONG's.

Claudio dijo...

Pues sí, amigos esa es la sensación que me queda tras comprobar que los poderosos se limitan a marear la perdiz porque temen perder sus grandes negocios si permiten que el mundo deje de tener grandes zonas de miseria...