Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


sábado, 29 de mayo de 2010

¡Que llega el iPad!

¡Qué locura! No salgo de mi asombro al ver el revuelo que se monta con ciertos productos de consumo. Lo tienen bien estudiado, hay que admitirlo. Son muy inteligentes los creativos de marketing consiguiendo generar la expectación y el deseo de poseer el último ingenio de Apple.

Me sorprendo a mí mismo deseando tenerlo cuando leo las noticias sobre su lanzamiento y sobre sus bondades, y tengo que hacer un esfuerzo para no salir corriendo en su busca y gastarme lo que sea para tenerlo. Y reconozco que no parece caro. Está a la altura de cualquier portátil de gama baja. El doble que un netbook, aunque creo que con menos aplicaciones. En realidad se trata de un ingenio multimedia que sirve, sobre todo, para visualizar fotos, vídeos, juegos y librerías de música. Aunque lo que resulta paradójico es que ni los mismos creadores del iPad parece saber para qué sirve. para averiguarlo insertaron una encuesta en la propia página web de Apple preguntando a los usuarios para qué usaban el iPad.

Un ejemplo claro de la estrategia del consumismo feroz.

También me ha llamado mucho la atención las consecuencias que para el próximo curso va a tener la decisión de la Consellería de Educación de la Generalitat Valenciana de recortar el número de grupos y aulas de Secundaria en muchos Institutos, así como grupos de Ciclos Formativos. Y llega a darse la circunstancia de que los alumnos que tengan que examinarse en Septiembre de alguna materia no aprobada en Junio, no tendrán plaza asegurada en su Centro de origen, al ser ocupada por los que pidan plaza, y la obtengan, en Junio.

Así es que, se están batiendo todos los récords de despropósitos en esta Consellería y en esta Comunidad "tan puntera".

Creo que estamos todos un poco "locos", bastante desequilibrados y muy desorientados en cuanto a los objetivos y metas a conseguir como Humanidad y a los valores éticos en los que basarse para lograrlos.

Hasta el Planeta parece sumarse en esta locura.

1 comentario:

Basseta dijo...

Consumismo, esa es la palabra. Con ese afán de consumir el último modelo de todo es contra lo que hay que luchar. No se trata de ir en contra del progreso, se trata de actuar con sentido común, agotar la vida útil de las cosas y no derrochar materias primas ni energía.

¿Se enseñará esto alguna vez en las escuelas?