Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


sábado, 9 de junio de 2012

¿Cuándo comer la fruta?


He recibido un correo que me parece interesante compartir con todo el mundo con la esperanza de que, si es cierto lo que dice, pueda beneficiar a todos. Y si no es cierto, que pueda ser rebatido por los que tengan razones para ello.

Dice así:

Hola a todos:


     Deberíamos de concienciarnos todos de que con una mínima atención y cuidado de nuestra salud se podría sobrellevar mejor, con mayor calidad de vida cualquier enfermedad, e incluso evitarla. Cuidamos cualquier objeto o decorado de nuestra casa. El coche, que nos ha de servir para disfrutar de él  y para desplazarnos al trabajo, lo cuidamos limpiándolo de vez en cuando por dentro y por fuera por lo agradable que resulta verlo limpio, utilizamos aceites de buena calidad para prolongar la vida del motor...pasamos la I.T.V. y nos esmeramos en que esté en condiciones......y sin embargo, algo tan importante como es nuestro cuerpo, que no disponemos de otro, pensamos que es un todo terreno y se deja olvidado a pesar de que él nos habla constantemente y nos avisa de lo que está ocurriendo en nuestro interior. Deberíamos de conectar más a menudo con él y así llegar a tiempo para evitar males mayores y mejorar la calidad de vida. Así de fácil.


     Hay que extender la idea de que cuando nuestras defensas (sistema inmunitario) están altas, no hay enfermedad por muy grave que sea que pueda con nadie. Incluso el cáncer se puede mantener a raya y ser vencido. Con sólo una persona que cuide su salud y su alimentación al transmitir esto, habrá valido la pena. Para concretar, hay que evitar: la leche animal y derivados lácteos (por todo lo que ya sabemos); las carnes, por la cantidad de hormonas naturales y artificiales altamente cancerígenas (acidifican la sangre y los tejidos y al haber escasez de oxígeno a nivel celular se desarrolla fácilmente el tumor). Para conservar la salud y evitar cánceres, inflamaciones, etc..., nuestra sangre ha de ser un 80% alcalina y un 20% ácida. Ese 80% lo obtenemos de las frutas y verduras. Uno de los mejores frutos alcalinos es el limón, que aunque es ácido, se vuelve altamente alcalino al entrar en nuestro organismo. Pero estamos tan mal informados que la alimentación la hacemos cada vez más deficiente. Creo que la culpa de que el ciudadano de a pie ignore cómo alimentarse correctamente la tiene, en parte, nuestra medicina oficial o alopática, que desde siempre ha defendido que " hay que comer de todo", sin tener en cuenta algo primordial que es la compatibilidad e incompatibilidad de los alimentos que se ingieren, pues de ahí va a derivarse que estemos sobrealimentados pero mal nutridos. Al contrario de lo que debería ser, tomamos un 80% de alimentos que acidifican la sangre y los órganos (hacemos justamente lo contrario). Los alimentos enlatados (en conserva) todos llevan aditivos y conservantes igualmente cancerígenos que producen tumores en el hígado, riñones y próstata e intestinos. En cuanto a las frutas, debemos considerar lo siguiente: no mezclar ninguna de ellas con el melón, ni ninguna de ellas con la sandía. Tampoco mezclar melón y sandía, por incompatibilidad. El melón hay que comerlo sólo y la sandía también. No mezclar fruta dulce con ácida.......y sobre todo NUNCA la fruta como postre, por lo ya expuesto. La medicina y nutrición ortomolecular recomienda pelar la fruta por la cantidad de pesticidas y químicos que en la actualidad tiene; cualquier fruta hay que ingerirla bien masticada y si es posible el zumo obtenido en la licuadora....y  SIEMPRE  media hora antes de cualquier comida ó entre comidas. ¿MOTIVO?: La fruta pasa en 20 minutos aproximadamente del estómago al intestino y es en la primera porción del duodeno donde se asimilan sus nutrientes pasando a la sangre enseguida y a la mitocondria celular de los tejidos, nutriendo con efectividad a las células y aportando a los tejidos vitaminas, oligoelementos y enzimas que son imprescindibles para desintoxicar, neutralizar radicales libres, NUTRIR eficazmente y fortalecer los organos.

      Desde siempre, tenemos el hábito equivocado (y sigue extendido a nivel mundial) de tomar la fruta como postre después de las comidas. Es un gran error que se nos ha transmitido, y..... digo por qué. Al hacer esto, la fruta que tenía que asimilarse en el intestino no lo puede hacer, pues al mezclarse con la comida que hemos tomado momentos antes (las proteinas, hidratos, grasas) no tiene más remedio que quedar retenida en el estómago durante horas en un medio ácido (si se ha comido alimentos protéicos como carnes, pescados) o en un medio donde predomina la bilis si se ha comido alimentos grasos. Así pues, la fruta queda bloqueada y sin poderse asimilar sus nutrientes, formándose en el estómago fermentaciones nocivas que conllevarán a patologías digestivas e inflamaciones intestinales importantes y a la desnutrición con los problemas que ello conlleva.