Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


sábado, 19 de abril de 2008

Contaminación Educativa


He tardado un poco en encontrar un título apropiado para esta entrada. Lo que quiero expresar en ella tiene que ver con un fenómeno que, por ser cotidiano, nos parece normal.

Andamos muy preocupados con temas como el medioambiente, con el hecho de que construyan una planta de reciclaje de resíduos en un lugar inapropiado, con que vivamos en una sociedad excesivamente ruidosa, cuyo ritmo de consumo de energías no renovables no sólo no disminuye sino que aumenta aceleradamente.

Y yo hoy, sábado a las cuatro de la tarde, compruebo una vez más que nuestros hijos son bombardeados de forma impune por unos medios legales y cotidianos que van socavando el sistema de valores que, teóricamente, tratamos los padres de inculcar y hacer entender por ellos.

Me refiero a las series de dibujos animados que emiten cadenas de TV como Antena 3, Canal 9 y la Sexta, entre otras. Los Simpson, Padre de Familia, Shinchan, etc. Series pensadas en origen para ser visionadas por adultos, son emitidas en horarios infantiles y, en cambio, películas marcadamente infantiles como Monstruos, S.A, Shrek, Bichos, etc., son emitidas esta noche a partir de las 10.

Yo no sé lo que opináis vosotros, pero a mí me parece que hay un descontrol en esos medios de comunicación a la hora de cuidar su influencia sobre los más indefensos de nuestra sociedad: los niños y niñas. Entiendo que es labor de los padres ejercer de filtro que impida que las malas influencias incidan en ellos. Pero no todos los niños tienen la misma suerte. Y, al igual que exigimos que haya prevención sobre los riesgos que tienen nuestros hijos a la hora de jugar en un parque público, también deberíamos ser igual de críticos con los riesgos que sobre su integridad moral y cívica tienen ciertas programaciones en las distintas cadenas de TV.

Claro que, como siempre, la última palabra la tiene el consumidor.

2 comentarios:

Basseta dijo...

Amigo Claudio:

Creo que ya comenté un día aquella analogía que hacía una clarividente persona entre la televisión y el Caballo de Troya.

En esa analogía, nos corresponde el papel de troyanos, que meten en su casa un "regalo", aparentemente inofensivo y gratuito. Pero una vez dentro de nuestros hogares descarga toda su furia interior.

¡Que no nos pase nada!

Claudio dijo...

Tienes razón, Basseta. Somos los troyanos de esta historia, como de muchas otras.

Nos lo advierten, nos avisan, pero no hacemos caso. "Cuando está permitido, será porque no es dañino". Ése parece ser el razonamiento de los usuarios.

No nos damos cuenta de la la ética no está de moda, a no ser que venda, como pasa con el reciclaje y el respeto al medio ambiente.

Se me encoge el corazón al pensar en las próximas generaciones.