Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


jueves, 26 de febrero de 2009

Digitodependencia y Derechos Humanos

Bueno, es que no salgo de mi estupor. Cada día estoy más convencido de que las libertades individuales, a las que todo ser humano tiene derecho según la declaración de los Derechos Humanos, están en serio peligro. Y va a ser una consecuencia lógica al temor que tienen los que ostentan el poder a perderlo sobre las comunicaciones en libertad que se efectúan diariamente entre las personas de todo el mundo a través de Internet.

Hoy, 24 de febrero de 2009, el servicio de correo más utilizado en el mundo, Gmail, ha dejado de funcionar durante varias horas por motivos desconocidos o, al menos, no declarados. Por fortuna, a media tarde ya se había restablecido del todo y el mundo respiraba tranquilo. Nos estamos habituando tanto a las comunicaciones vía Internet, que cualquier fallo en la Red provoca el pánico, no entre los usuarios ocasionales o domésticos, pero sí entre los que basan en ello su modo de vida.

El correo electrónico es la forma más rápida y barata de comunicar y transferir documentos y mensajes por todo el planeta. Un colapso en la red de forma permanente provocaría un caos, en modo alguno insuperable, pero sí que muy grave para el ritmo de vida que estamos imprimiendo al llamado "primer mundo".

Pero el correo electrónico no es el único modo de comunicación que existe, Para muchas personas escribir no es su mejor actividad ni se sienten cómodos cuando se ven obligados a ello. Prefieren hablar. Prefieren el teléfono. Y mucho mejor si pueden utilizar la videoconferencia. Pero ese es muy caro, o al menos lo era hasta hace poco más de un año. Ahora está la tecnología VoIP, que es, en pocas palabras, comunicación de voz e imagen a través de internet. El teléfono por internet. Y , encima gratuito para los usuarios del mismo servicio. El líder, hoy por hoy de este sistema es Skype. Y es tanto el tráfico que genera que ya están alarmados los servicios de telefonía tradicional. Y los servicios de seguridad global que ven en esto una forma de burlar la "vigilancia" que ejercen sobre las comunicaciones escritas.

En la noticia que acabo de leer, se dice que Europa busca la manera de controlar este servicio, por el uso que de él hacen ciertas organizaciones mafiosas y criminales. A mí me parece que eso es una falacia, porque esas mismas organizaciones también usaban,hasta ahora, el teléfono tradicional y nadie se preocupaba por ello. Les pinchaban el teléfono y punto. También leíamos el otro día que Facebook era usado por las distintas familias mafiosas para hacer proselitismo en todo el mundo. ¿Y eso no les preocupa?

Me parece a mí que el miedo no es buen consejero. NO me gusta nada que me controlen mis conversaciones, que controlen mis desplazamientos, que controlen mi vida. Eso es diametralmente opuesto al concepto de libertad que todos perseguimos y anhelamos. Aunque de todos es sabido que la información es poder, y los poderosos dependen del total acceso a ella.

Pero eso es otro tema.

1 comentario:

Basseta dijo...

¿Sabes lo que escuché el otro día en la radio? Que Argentina iba a derogar
la Ley de Escuchas Telefónicas. Parece ser que conforme estaba la ley el
Gobierno argentino podía tener acceso a cualquier tipo de comunicación
privada telefónica o electrónica, algo que en España sería claramente
inconstitucional.

Parece ser que en Argentina, a partir de ahora será necesaria la
autorización judicial para tener acceso a las comunicaciones privadas, como
en cualquier país del mundo "civilizado", y las interceptaciones de llamadas
telefónicas, las famosas escuchas, deberán ser ordenadas de forma razonada y
motivada, caso a caso, por las autoridades judiciales competentes y
vinculadas a la investigación de un delito concreto. Y, como en cualquier
país del mundo, si los servicios de inteligencia interfieren por su cuenta
determinadas comunicaciones, lo harán en clara violación de la ley.

Lo que ocurre con esto de la globalización es que puede resultar
prácticamente imposible saber si alguna persona tiene acceso a tus
comunicaciones, por ejemplo, vía e-mail, pues los datos se almacenan en
servidores repartidos por todo el mundo.

Y si quieres tener más motivos de preocupación, mira en Proyecto Matrix.