Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


jueves, 26 de marzo de 2009

¿De quién es la culpa?

Estoy un poco harto, la verdad, de volver sobre el asunto, pero no tengo más remedio que dar mi opinión sobre este tema. Y digo que es mi opinión, por si alguno de los que leen esta bitácora (cosa que agradezco) creen que yo pretendo sentar cátedra.

He leído en el diario Información lo que todos sabemos: que la tasa de fracaso escolar (el nivel de abandono de los alumnos sin conseguir graduarse en ESO) ronda el 44% en la provincia de Alicante.

Es alarmante, de verdad. Y ¿qué es lo que hacemos todos? Mirar a los demás para señalarlos como culpables. Lo más facil: señalar al que gobierna. Ése es el único culpable.

¿De verdad creemos que con más dinero, con mejor infraestructura, con recursos TIC, con más profesores de Inglés, etc., etc., se soluciona el tema?

¿Es que los alumnos pierden el interés por el estudio y por su educación por todo eso?

¿Cuándo vamos a empezar a mirarnos, cada uno en nuestra área de responsabilidad, y preguntarnos qué actitud tengo yo ante la educación? ¿Qué es y qué significa educar? Y ¿para qué?

¿Qué es lo que motiva a los niños y jóvenes a participar en algo? ¿Y a nosotros?

¿No será que no tenemos ni idea de lo que estamos haciendo? ¿no será que nos estamos limitando a politizar este tema? ¿No nos estamos olvidando de lo principal: los niños y niñas, nuestros hijos e hijas, nuestros alumnos y alumnas?

¿Cómo tenemos la osadía de exigir a los demás lo que no somos capaces de llevar a acabo en nuestro entorno personal? El padre o la madre que no es capaz de comunicar con sus hijos, ¿no tendría que aprender a hacerlo? El profesor o maestro que no tienen ni idea de cómo conectar con sus alumnos, de hacerse querer y respetar por ellos, ¿no tendría que aprender a hacerlo? Y para ello, ¿no tendríamos que admitir unos y otros que no sabemos?

Los tiempos han cambiado, la sociedad ha cambiado; los métodos educativos, las actitudes pedagógicas, NO.

¡Ya está bien de lamentarse! Que cada uno haga sus deberes y unamos los esfuerzos y los objetivos para solucionar esto: no esperemos que empiecen los demás. ¡Estamos perdiendo el tiempo!

Los que ya lo hacen, los que obtienen resultados, se encuentran solos y, muchas veces vilipendiados. Hay mucho quehacer. Empecemos por lo inmediato. Seamos honestos. Los niños son personas, y no pueden esperar a que nos decidamos.

9 comentarios:

lafraguadeltic dijo...

Interesante la reflexión...hace unos días yo
también pensaba en esta dirección, post
1
y post
2
.

A continuar.

Basseta dijo...

Una vez más constatas lo obvio: hace falta una "Escuela para Padres" ¿te acuerdas cuanto costó de convencer a algunos/as?

Otra cosa: los padres cada vez tienen menos tiempo para los hijos porque hacen más horas en el trabajo, lo que significa que vamos a peor.

Antonio dijo...

Más razón que un santo...
He emprendido una particular campaña: cuando alguien ajeno a la educación se quiere compadecer de mi "desgracia" de ser docente, le digo que nada de eso, que somos una panda de lloricas, un hatajo de plañideras que no sabemos más que quejarnos, que las cosas están así de mal por nuestra incompetencia. Entonces, suelen argumentar que no todo es culpa nuestra, que si los padres, que la tele, etc.
En el fondo, más del 50% de nuestros males son debidos a la pereza y a la incompetencia, ligadas íntimamente la una a la otra. ¿Podría pilotar un avión alguien que no haya leído el manual de vuelo? ¿Puede dar clase alguien que no conozca la LOE, las órdenes de evaluación, el decreto de derechos y deberes, etc?
No me enrollo más. Un saludo.

Domingo Méndez dijo...

Pues si, creo que llevas gran parte de razón y cada uno de nosotros tenemos nuestra parte de responsabilidad. Yo una vez pregunté en un claustro sobre si la solución a esto pasa por nosotros más que por nadie y me dijeron que no que nosotros éramos los que menos responsabilidad tenemos. Yo, como tu, lo pongo en duda.

Basseta dijo...

Amigo Claudio, veo que has metido anuncios de Google. Yo en su día me hice la cuenta en Adsense, pero luego pensé que no valía la pena.

¿Que me aconsejas? Piensa en mi tipo de blog y dime si crees que puede ser interesante.

Claudio dijo...

Os honra, como profesionales de la educación, la valentía de admitir que hace falta un revulsivo en la Comunidad Educativa, sobre todo en el sector profesional (por el mero hecho de serlo).
Es el primer paso para comenzar el cambio, para revertir el proceso. No se trata de "culpas", ¿verdad?, sino de "responsabilidad". Compartida.
Yo soy optimista. Sólo tenemos que quitarnos de encima el miedo.

Para Basseta: Decidí incluir anuncios de Google porque son temáticos, como esta bitácora, y pueden aportar información y ayuda adicional a las personas que me honran con sus visitas. Son como enlaces automáticos a posibles soluciones a sus necesidades. He de decir que, por las estadísticas de Adsense, en este blog no son muchos los que optan por aprovechar esa opción.

En tu caso, siendo un blog de temática general, aunque con predominio de lo político y local, también puede resultar interesante. De todas formas, lo mejor es probar y ver qué tal. Puede ser interesante.

Reme dijo...

Mientras nos afanamos por disponer de los mejores recursos materiales, que creemos nos darán la felicidad, nos olvidamos de cultivar los valores humanos más valiosos...

Mientras que tenemos la oportunidad de hacer crecer como personas y dar lo mejor de sí mismos a nuestr@s alumn@s, ponemos el acento en cuestiones banales, más propias de una sociedad mediocre que se despreocupa de su futuro que de una avanzada cultura de progreso.

Tenemos en nuestras manos y a nuestro alcance lo mejor...y lo dejamos pasar.

Afortunadamente, somos muchos los que creemos que ¡¡¡¡¡¡¡la educación puede cambiar el mundo!!!!!!!!! ¿Te apuntas?

Prof. Marisa dijo...

Creo que mientras debatimos "quién es la madre del borrego", estamos perdiendo un tiempo valiosísimo.
Creo que hay que hacer mas y hablar menos y sobre todo repensar como proponer y presentar los temas curriculares a los estudiantes. Si la propuesta es buena y se construye poniéndolos en el centro a ellos; es difícil que no de buenos resultados. Tampoco es mágico hay que trabajar para que de buenos resultado. Un cálido saludo de Marisa

la mariposa y el elfante dijo...

Estoy plenamente de acuerdo con esta reflexión. ¿Cuántos esfuerzos inútiles por intentar buscar culpables?, ¿Cuánto tiempo perdido en criminalizar al sistema a las leyes, a los profesores, a las familias?. Lo más sensato, aceptar que cada uno tiene su parte de culpa y que la solución pasa por esforzarse y utilizar los medios a nuestro alcance para hacerlo mejor, ya seamos padres, profesores, políticos o alumnos. Como dice el título de tu blog la educación es el camino.