Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


martes, 26 de enero de 2010

Nucleares

Parece un tema fuera del ámbito educativo, ¿verdad?. En mi opinión, todos los temas pueden ser adecuados para fomentar el debate, la reflexión, el conocimiento de uno mismo (que eso es, al fin y al cabo, la educación).

Estos días se suscita el debate en torno a la ubicación de los vertederos de resíduos nucleares.

A nadie le gusta tener la basura, la doméstica, cerca de su casa. Es molesta, olorosa y, sobre todo, peligrosa si no se mantienen ciertas condiciones de control y seguridad.

Y la basura nuclear es todavía más peligrosa que la doméstica. Sin embargo existe, y hay que guardarla en algún sitio. Al principio de esta tecnología, sus resíduos se vertían al mar en bidones más o menos estancos. En aquella época, nadie pensaba en la futura Humanidad. Ahora, sin embargo, aunque es más segura que entonces, sigue siendo una fuente de energía similar a King-Kong, parece que está sujeta pero puede soltarse en cualquier momento, por cualquier error o accidente.

Ahora escuchamos a los políticos decir muchas sandeces. No todos, claro. He escuchado hoy a Santiago Carrillo en una entrevista en Telecinco, diciendo que la ubicación de esos vertederos que nadie quiere, debería decidirse de forma científica, tras estudiar geológicamente el terreno y tras cotejar las necesidades reales para este tipo de instalación. Evidentemente, es menester dar el máximo de información a la ciudadanía para evitar el miedo y el rechazo irracional.

Lo que resulta paradójico es que personas que están a favor de la tecnología nuclear, ahora se manifiesten contrarios a tener cerca instalaciones para almacenar sus resíduos. Y que para ello aporten razones del tipo de sus comarcas ya se sacrifican manteniendo las centrales (con lo que admiten su alta peligrosidad), y ahora toca a otras comarcas que utilizan la energía generada por las nucleares, asumir el almacenamiento de sus resíduos. Partidos políticos que llevaban en sus proyectos el fomento de la energía nuclear, ahora no toleran que se ubiquen los vertederos en sus territorios.

Y lo más curioso es que consiguen que el debate se fundamente sobre estos postulados. Yo creo que lo único que les preocupa es el rendimiento electoral que les puedar proporcionar todo esto.

Las centrales nucleares deberían desaparecer, y con ellas, sus resíduos. Son caras, peligrosas y nada longevas.

1 comentario:

Basseta dijo...

Hoy el diario El Mundo trae un titular que dice: "Cospedal sufre el síndrome Nimby, dicen los ecologistas".

Nimby es el acrónimo de la frase "Not In My Back Yard", es decir, "No en mi patio trasero" y se usa para describir la actitud de los que apoyan algo, pero siempre que no les toque de cerca.

Tal y como dices, es una actitud poco coherente: progreso sí, pero a costa del vecino. No se puede estar de acuerdo con el uso de las nucleares y al mismo tiempo tener lejos los almacenes de residuos (igual que gastar energía sin control).

¿Nuclear? No gracias.