Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


domingo, 3 de octubre de 2010

Día de la Unidad Alemana

Hoy, 3 de octubre de 2010, hace veinte años que se firmó el Tratado de Unificación de las, desde el final de la segunda guerra mundial, dos Alemanias: la República Federal y la República Democrática, la primera de ellas mucho más "democrática" que la segunda, a pesar del nombre.

Al finalizar la guerra, y con la ocupación del territorio alemán por parte de las potencias aliadas (EE.UU., Francia y Reino Unido por un lado, y la U.R.S.S por otro) Alemania fué dividida en dos territorios sometidos al control de ambos bandos. En la República Federal se instauró un sistema político basado en el pluralismo ideológico, más decantado hacia el capitalismo, y en la República Democrática se instauró un sistema político de ideología comunista que pronto se convirtió, como en la URSS, en una férrea dictadura donde nadie estaba a salvo de ser vigilado y controlado con el fin de detectar el más míno indicio de disconformidad con el orden establecido: es decir, lo más antidemocrático que pueda concebirse.

Aunque Alemania queda un poco lejos de mi casa, pero no demasiado en los tiempos que corren, no lo está lo suficiente como para que lo que allí suceda no me afecte. Estos últimos meses he incursionado en el fenómeno de la posguerra europea, más concretamente en lo vivido en la República Democrática, debido a dos obras culturales que me han hecho reflexionar sobre el asunto y sobre la inhumana condición humana. En primer lugar pude ver la película "La vida de los otros", del director alemán Florian Henckel-Donnersmarck, y que recibió el Óscar a la mejor película extranjera en 2006. En ella se retrata la angustia de vivir bajo la presión de saber que, si dices o haces algo que sea mínimamente sospechoso, puedes ser interrogado hasta que admitas cualquier cosa.

Luego, he leído la última novela de Julia Navarro "Díme quién soy", en la que da un repaso, de la mano de un periodista investigador, a los acontecimientos vividos en Europa desde la guerra civil española hasta la reunificación Alemana. El libro se lee fácil y sus personajes nos llevan de forma amena hasta introducirnos, sin excesivas crueldades, a través de los horrores nazis y soviéticos, dando un repaso a los vaivenes del mundo emocional humano.

Entiendo ahora mucho mejor, gracias a la película y al libro, lo que pasó en Europa y más concretamente en Alemania, y las emociones vividas por el pueblo alemán cuando se derribó el muro el 9 de noviembre de 1989 y, casi un año más tarde, dejó de existir la RDA.


1 comentario:

Basseta dijo...

Te saludo y me alegro de que, de cuando en cuando, actualices este blog con temas interesantes.