Motor de búsqueda personalizada

Búsqueda personalizada

Resultados de Búsqueda personalizada

Para contactar conmigo:

Aquí puedes enviar tus aportaciones, noticias, ideas. Son bienvenidas. Guisaet@gmail.com


viernes, 20 de febrero de 2009

Coeducación vs segregación

Estamos en una época histórica que será conocida por sus muchas convulsiones sociales, económicas y políticas, amén de religiosas, que reflejan el grado de desorientación que sufre y padece la humanidad actual.

En lo político, son cada día más frecuentes los casos de corrupción y de falta de ética que es asumida por sus protagonistas como algo implícito en sus funciones y cargos. Aunque sus actuaciones sean "legales", no se les nota angustia o desasosiego de que se sepa que han utilizado sus cargos para enriquecerse. Al contrario, se muestran ufanos. Éste es un blog sobre temas educativos, y no me gusta meterme en líos políticos, pero es innegable que la educación (o el Sistema Educativo) va de la mano de la política. Y depende de decisiones políticas el que esta educación sea o no de Calidad.

Ahora, en estos días, estamos asistiendo a un nuevo impulso por utilizar la educación como recurso para destabilizar a la sociedad, al mismo concepto de igualdad y de justicia social que impregna e inspira a nuestra Constitución: se pretende que segregar en las escuelas a los niños y las niñas en aulas diferentes y exclusivas es el mejor método de educar.

Nada más y nada menos. Evidententemente, esta idea es de clara inspiración fundamentalista y reaccionaria propia de corrientes poco democráticas y liberadoras de la realidad humana.

Se pretende que, separando a los niños y las niñas, se consiguen mejores resultados académicos. Y esta es la única baza que esgrimen los defensores de tan peregrina idea. Con ésto demuestran no tener ni idea de lo que significa EDUCACIÓN. Para estas personas, es lo mismo enseñanza que educación. Y es que, con toda probabilidad, fueron intridos en su tiempo, fueron "enseñados", fueron "adoctrinados" en esas mismas ideas que ahora defienden.

Y precisamente, educar significa todo lo contrario. Dar a las personas recursos para ser críticos con todo adoctrinamiento, para reconocer cuándo se está manipulando las voluntades de la sociedad con discursos y diatribas demagógicas, cuándo se está influyendo en la opinión pública con mensajes engañosos y subliminales. Dara la oportunidad de aprender a resolver las diferencias por medio de la comprensión de la realidad del "otro".

Los niños deben aprender a relacionarse con las niñas, y viceversa, a través de la educación y del juego común, de la interactuación natural y despojada de prejuicios y falsos dogmas sociales.

Y, si alguien desea una educación sexista y discriminatoria para sus hijos e hijas, que no pretenda que se lo pague una sociedad y un Estado democrático, que defiende la igualdad de derechos de todos, sean hombres o mujeres, niñas o niños. Que se lo costeen de sus propios bolsillos, que recaiga sobre ellos la responsabilidad de una educación tan injusta e irresponsable.

La imagen de la cabecera la he tomado de "Mil ojos desde Xiabre"




1 comentario:

Basseta dijo...

Los que ahora piden la separación de escolares entre sexos, son los que en su día reclamaron la separación entre alumnos ricos (escuela privada o concertada) y pobres (escuela pública).

Esta misma gente pedirá el día de mañana que se separe, dentro de cada sexo, por razas, para evitar el riesgo de que se crucen religiones o colores de piel.

El objetivo de estos fascistas ha sido siempre el mismo: conservar la pureza de una raza elegida para gobernar un mundo en el que la mayoría de la población es mixta y diversificada.

¡Ojo! No están tan lejos. No hace falta irse muy lejos para encontrar algún ultraortodoxo de estos.